Publicado el: Mie, Nov 5th, 2014

Intendencia de Montevideo frustró maniobra con alimentos que llegaría a US$ 400.000

Compartir
Etiquetas

3_espinaca_2La Intendencia de Montevideo frustró una millonaria maniobra con alimentos vencidos, en una intervención que determinó el procesamiento de un empresario y la clausura de tres depósitos.

La intervención se desarrolló durante el fin de semana, como parte de las constantes acciones destinadas a proteger la salud de la población.

El procedimiento comenzó cuando el Servicio Central de Inspección General controló la destrucción de 3.600 quilos de espinaca deshidrata vencida, que iba a realizarse en la Usina de Disposición Final de Residuos.

La destrucción había sido dispuesta por el Servicio de Regulación Alimentaria.

El funcionario a cargo de la verificación sospechó la existencia de una maniobra fraudulenta, por la que se pretendía destruir otra mercadería en lugar de la intervenida.

Se dio cuenta entonces a la policía, tras lo cual en forma conjunta fueron inspeccionados tres depósitos utilizados por la firma que debía destruir el producto vencido.

Las inspecciones mostraron pésimas condiciones de higiene en dos de los depósitos, que incluyeron rastros de roedores.

En uno de los locales se incautó una botella de anilina -presuntamente usada para teñir el producto que se quiso hacer pasar por espinaca- y una tolva para empaquetar.

Muestras de esa mercadería -que a primera vista pareció semillín- fueron derivadas al Laboratorio de Bromatología de la Intendencia para su análisis.

En el otro depósito se encontraron las 154 cajas con el producto que debía ser destruido.

Se observó allí una maniobra de reetiquetado de las cajas, que extendía un año la fecha de vencimiento del insumo.

La Intendencia presentó la denuncia penal y la justicia procesó a una de las personas detenidas.

La maniobra con alimentos vencidos que desarticuló la Intendencia de Montevideo puede alcanzar un monto del orden de los 400.000 dólares.

La intervención coordinada con la Policía impidió que 3.600 kilos de espinaca deshidratada vencida, que debía ser destruida, fuera comercializada a casas de elaboración de alimentos. (Ver nota)

Como consecuencia de las actuaciones, un empresario fue procesado con prisión por el delito de estafa y tres depósitos fueron clausurados, según informó la IM en una conferencia de prensa en la que participó el secretario general de la comuna, Ricardo Prato, y el director del Servicio de Inspección General, Diego Banizi (foto de portada).

La empresa responsable de la importación y distribución del producto es Dominal SA.

La IM pondrá a disposición de la Justicia nueva información, con la que podría configurarse además un delito contra la salud pública.

Las multas por cada depósito clausurado será de 350 unidades reajustables.

Prato explicó que en los depósitos se observó “deposiciones y productos mordidos, que denotan la presencia de roedores que se pasean por ahí tranquilamente y mastican lo que les parece; productos que han sido remarcados hasta tres veces, alimentos sin habilitación del Servicio de Regulación Alimentaria, entre otras irregularidades”.

El jerarca estimó que el total de la maniobra desbaratada se ubica en entre 100.000 y US$ 400.000.

El Servicio de Regulación Alimentaria ya alertó a fábricas de pastas y reposterías que podrían haber adquirido productos de estas empresa con anterioridad.

El reetiquetado se hizo manteniendo el número de lote, lo que permite identificar fácilmente la mercadería.

Fuente (fotos y texto): Intendencia de Montevideo.

Enviar a un lector de libros Kindle

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>